Encantados de conocerles

Hace casi veinte años, unos amigos nos invitaron a lo que fue nuestra primera visita a Andalucía. Esa fue la primera de muchas vacaciones y largos fines de semana que pasamos escapándonos de nuestro frenético trabajo como dueños de dos grandes salas de fiesta en Holanda. Fue la presencia casi constante de sol, la forma de vida relajada española y los campos de golf los que hacieron que volviéramos una y otra vez.

Más tarde, tuvimos la gran oportunidad de descubrir más cosas: las grandes ciudades, los encantadores pueblecitos y el hermoso paisaje natural.

Tras la venta de nuestros negocios y el nacimiento de nuestros dos hijos, comenzamos a buscar un nuevo reto : a poder ser, recibir huéspedes en un ambiente acogedor. Finalmente, tras muchas idas y venidas, llegamos a esta bonita zona en el año 2011, un gran lugar para vivir (como ya sabíamos) que ofrece la gran oportunidad de descubrir Andalucía aún mejor.

Ya llevamos casi 4 años en nuestra andadura y hemos encontrado nuestro lugar, apesar de las dificultades que hemos tenido. Tras un año de reformas y mucho entusiasmo por la apertura de La Posada, tuvimos más tiempo para explorar la zona en busca de actividades divertidas, buenos restaurantes, playas preciosas, etc. El pasado invierno, convertimos algunas de las habitaciones pequeñas en hermosas suites debido a que la demanda de habitaciones para larga estancia aumentó. Por esa misma época, empezamos la construcción de dos casas en el pueblo.

Los niños están ya hechos a los colegios de aquí. Jochem, de 11 años, lleva ya dos años en el Colegio Internacional Británico de Marbella, y Siebe, de 9 años, cursa su último año en el colegio público del pueblo. Ambos hablan español de forma fluída e incluso con acento ojeneto. Jochem también habla inglés.

Nosotros, Helga y Ton, empezamos hace cuatro años el reto de hacer  de”La Posada del Ángel un lugar al que nuestros huéspedes volviesen. Ya hemos tenido muchísimos clientes y las respuestas han sido muy positivas hasta la fecha. Parece que vamos por el buen camino…